Image courtesy of Aaron Ford Campaign
Image courtesy of Aaron Ford Campaign

En la segunda parte de nuestra serie de entrevistas con el fiscal general de Nevada (AG, por sus siglas en inglés), Aaron Ford, aprendemos sobre lo que hace como fiscal general estatal, sus esfuerzos para abordar la seguridad pública y su trabajo con la comunidad latina de Nevada.

Puedes leer la primera parte de nuestra entrevista aquí, donde Ford habla sobre su vida personal y lo que lo llevó a involucrarse en el servicio público. Esta entrevista ha sido editada por motivos de brevedad y claridad.

Americano: ¿Puedes hablar un poco sobre lo que hace el fiscal general de Nevada y por qué es una posición tan importante?

Ford: En los términos más simples, un fiscal general es el ‘abogado del pueblo’. Representa al estado en nombre del pueblo, tanto en asuntos penales como civiles: atendiendo un número limitado de asuntos penales, sin duda. Soy el principal asesor legal del estado y el principal agente del orden público del estado. Cuando tenemos que demandar al gobierno federal por cosas que estimamos que infringen los derechos de nuestros residentes —como lo hicimos, por ejemplo, cuando asumí mi cargo por primera vez— es el fiscal general quien lo hace.

Cuando tenemos que demandar a corporaciones o empresas que se aprovechan de nuestros residentes y violan las leyes de protección al consumidor, el fiscal general se encarga de hacerlo. Y en el caso del sistema de justicia penal, donde tengo jurisdicción (ciberdelincuentes, abuso de ancianos, fraude de Medicaid, fraude de seguros, ese tipo de cosas), es el fiscal general quien los procesa. Al fin y al cabo, la mejor manera de expresarlo es que soy el abogado del pueblo, el principal agente del orden público del estado y el principal asesor legal del estado. 

Americano: ¿De qué logros te sientes más orgulloso durante tu primer mandato como AG?

Ford: Una de las primeras cosas que hice cuando llegué al campus de nuestra oficina en Carson City fue presentarme a nuestros 400 nuevos compañeros de trabajo. Les expliqué cómo veía lo que implica nuestro trabajo, y les dije que una palabra resumía nuestro trabajo sencillo y a veces difícil de implementar. Esa palabra es justicia. Nuestro trabajo es la justicia, y les expliqué que miraríamos lo que es justo través de la lente de lo que llamo mis tres “c”: protección del consumidor, justicia criminal y reforma, y la protección de todos nuestros derechos constitucionales y civiles. 

Lo que más me enorgullece es que nos hemos enfocado en la justicia como nuestro trabajo. Si le preguntas a alguien en nuestra oficina, te dirá que nuestro trabajo es la justicia, y te preguntará ‘¿Qué sería lo justo?’ dentro de cada situación en la que nos involucramos.

Estoy orgulloso del trabajo que hemos podido hacer en todas estas áreas, especialmente en estos últimos tres años y 10 meses que he estado en el cargo, en cuanto al COVID, la debacle electoral que vimos y el ataque a la integridad de nuestras elecciones y los cimientos de nuestra república democrática. Lo que más me enorgullece es que podamos hacer justicia centrándonos en nuestras tres “c”. 

Americano: La seguridad pública es obviamente un tema importante para los votantes. ¿Puedes hablar un poco sobre cuáles son tus prioridades en torno a esto y cómo planeas equilibrar el responsabilizar a las personas que violan la ley sin recurrir a encarcelar a las personas en masa?

Ford: La justicia penal y las cuestiones de seguridad pública están a la vanguardia de lo que hacemos en la oficina. No puedo pensar en una sola persona que conozca, o cualquier persona con la que haya hablado, que quiera vivir en un vecindario inseguro. Todos estamos interesados en la seguridad pública y hay muchas maneras diferentes de abordarla. 

Una de las formas en que la abordamos en mi oficina es tratando de reducir la forma de delincuencia que más ha aumentado en todo el país, es decir, los delitos con armas de fuego. Nos enfocamos en la seguridad pública, priorizando quitarles las armas a quienes no deberían tenerlas y evitar que quienes no deberían tenerlas las obtengan (abusadores domésticos, exdelincuentes a quienes se les prohíbe poseer armas de fuego), por lo que hemos trabajado para instituir verificaciones de antecedentes, hemos trabajado para instituir lo que llamamos “leyes de bandera roja” u órdenes anticipadas de protección contra riesgos. 

Hemos trabajado para deshacernos de las armas fantasma en nuestro estado y hemos trabajado para hacer todo lo posible para garantizar que podamos instituir la posesión responsable de armas. Yo mismo soy propietario de un arma. Nos incumbe a nosotros, como propietarios de armas, estar atentos a los pormenores de cómo portar nuestras armas responsablemente. Nos enfocamos en la seguridad pública, trabajando con la mayor cantidad de personas que podemos para reducir la violencia armada. Esto es solo un ejemplo, como he dicho, porque también nos enfocamos en la totalidad del sistema de justicia penal. 

En la facultad de derecho, la mayoría de nosotros aprendemos al menos cuatro razones por las que existe el sistema de justicia penal: castigar a las personas que violan la ley y aislarlas de la sociedad, pero también rehabilitarlas y luego restituirlas a la sociedad.

La mayoría de la gente se centra en los dos primeros temas; no somos tan buenos con los dos últimos. En mi opinión, mi trabajo comprende la totalidad, el enfoque holístico, para centrarme en los cuatro puntos. Así lo hacemos. Si eres un delincuente, te vamos a atrapar y te vamos a encarcelar. Pero mientras estés en prisión, vamos a tratar de rehabilitarte y luego devolverte a la sociedad. La mayoría de las personas que entran a la cárcel, saldrán. Queremos asegurarnos de que puedan convertirse en agentes sociales activos en la sociedad y lo hacemos, digo una vez más, centrándonos en el enfoque holístico de la justicia penal. Hemos tenido éxito en eso.

Americano: Tu oponente, la republicana Sigal Chattah, ha dicho que quiere “hacer que el crimen vuelva a ser ilegal” y ha tratado de culparte por el aumento de los delitos violentos que ocurrió en Nevada durante la pandemia, a pesar de que las tasas de delitos violentos aumentaron en casi todas partes de los EE. UU. ¿Qué le dirías a los votantes que podrían estar considerando votar por ella, porque están preocupados por el crimen? 

Ford: Primero, es importante que dejemos las cosas claras, y aunque nadie puede atribuirse el mérito, el hecho es que el crimen se ha reducido en nuestro estado durante el tiempo que he ocupado este cargo. Una vez más, no me atribuyo el mérito de eso porque hay una combinación de esfuerzos que han contribuido a ese logro. Lo que ha aumentado, como he dicho, son los delitos violentos que incluyen el uso de armas. Es por eso que digo que nuestro enfoque en torno a la seguridad pública aborda las causas del aumento de la violencia con armas de fuego. Esto incluye a las personas inapropiadas que tienen armas. Lo que les diría a las personas que están algo persuadidas por Chattah es que nuevamente necesitamos centrarnos en la posesión responsable de armas. Yo estoy dispuesto a hacerlo y ella no. Debemos centrarnos en el enfoque holístico, que en última instancia ha llevado a una disminución de la delincuencia en todo el estado.

Americano: Nevada tiene una población latina considerable. ¿Hay algún logro o cosa de la que estás particularmente orgulloso en cuanto a tu trabajo con la comunidad latina?

Ford: Absolutamente, no esperé a ser elegido fiscal general para comenzar a relacionarme con la comunidad latina. Yo hablo español. He estado hablando español desde que tenía 14 años. No esperé a ser elegido para comenzar a interactuar con la comunidad latina. Ya sea en el senado estatal, tratando de aprobar leyes que permitieran oportunidades económicas para todos nosotros; ya sea trabajando en el contexto de inmigración para aquellos que están preocupados por eso; ya sea enviando misivas de “conoce tus derechos” a las personas sobre mis labores como fiscal general; o si se trata de estar presente, literalmente, en la comunidad y tener conversaciones con la gente sobre lo que es importante para ellos; todo eso lo he hecho. Continuaré estando al alcance de todos y creo que la comunidad latina lo sabe y lo aprecia. Seguiré confiando en su apoyo, correspondiéndoles con todo el apoyo que puedo ofrecer.

Americano: ¿Qué le dirías a los votantes latinos que podrían estar indecisos sobre si votar por ti o por tu oponente, o tal vez no votar? 

Ford: Yo les diría que sus derechos son muy importantes, y por eso tienen que votar. Si no votan, vamos a perder… vamos a perder mucho. A fin de cuentas, queremos personas en nuestro estado que trabajen para defender los derechos de todos en este estado. Cada persona en este estado, para mí, es miembro de la familia de Nevada, y eso incluye a nuestros hermanos y hermanas latinos. Incluye a nuestros hermanos y hermanas latinos inmigrantes. Si quieres a alguien en este cargo que defienda tu dignidad y tu humanidad, ese soy yo. La que está corriendo en mi contra no es así.

Lee la tercera y última parte de nuestra entrevista con el fiscal general de Nevada, Aaron Ford, la próxima semana, cuando hablamos sobre sus principales prioridades para un posible segundo mandato, su defensa de los derechos reproductivos y los resultados de las elecciones de Nevada de 2020, y lo que ha hecho para garantizar la justicia económica para sus electores.